Alerta por riesgo para finanzas territoriales

 

Por transferencias e Industria y Comercio
Alerta por riesgo para finanzas territoriales


  • Administración y Concejo iniciaron el análisis del tema, que podría significar una reducción de 49 por cientos en la inversión de los municipios, especialmente en el sector social.

  • “Los programas a los que me comprometí no están en riesgo, pero hacia el futuro no veo cómo un alcalde podrá manejar la ciudad en donde todo hace prever que se le van a reducir sus inversiones”, advirtió Lucho Garzón después de reunirse con la Mesa Directiva del Concejo.


Administración y Concejo de Bogotá expresaron su alerta por el riesgo a que se ven cometidas las finanzas de los entes territoriales, especialmente de los municipios, en caso de prosperar iniciativas del Gobierno Nacional que pretende reducir el monto de las transferencias y, además, tomar para la Nación los recaudos provenientes del impuesto de Industria y Comercio.


El planteamiento se hizo durante la reunión quincenal, en la que se avanzó también en la agenda legislativa y en la preparación de los actos de celebración de los 15 años de la Constitución Nacional, el 4 de julio, en los que se destacará el papel de los Concejos en la vida de los municipios.     


El alcalde Lucho Garzón, acompañado por el presidente del Concejo, Antonio Galán, señaló: “estamos oyendo del Gobierno Nacional la posibilidad de la reducción de transferencias y ese tema nos une con el Cabildo y con la ciudad. En la misma forma, la posibilidad de que el impuesto de Industria y Comercio pase a la Nación y otros temas que tienen que ver con la autonomía local. Como nos están planeando la reforma, la reducción de la inversión para los próximos gobiernos de Bogotá será del 40 por ciento”.


Garzón aclaró que el riesgo no es para su Administración, porque el Plan de Desarrollo ‘Bogotá sin Indiferencia’ tiene asegurados los recursos gracias a la colaboración del Concejo en temas como el cupo de endeudamiento, con el manejo de las finanzas y otros. “Los programas a los que me comprometí no están en riesgo, pero hacia el futuro no veo cómo un alcalde podrá manejar la ciudad en donde todo hace prever que se le van a reducir sus inversiones. El riesgo está en que si la dinámica que está planeando el Gobierno Nacional está a imagen y semejanza de reducción de ingresos, la cobertura va a ser muy limitada”.


El Alcalde Mayor dijo también que está esperando la definición de dos temas: la entrega de credenciales a los congresistas, especialmente a los elegidos por Bogotá, y la conformación del nuevo gabinete ministerial para definir los interlocutores para los temas de Bogotá que son los que afectarán la vida de la capital y en gran medida la del resto de ciudades del país. “Por ahora tenemos la interlocución con los concejales actuantes”, precisó Garzón.