Carbón, tragedia para los Colombianos, botín para las multinacionales

CARBÓN CONVERTIDO EN TRAGEDIA PARA COLOMBIANOS Y EN BOTÍN PARA MULTINACIONALES

Las abundantes reservas de carbón ponen a Colombia como el primer productor latinoamericano y el cuarto exportador mundial, situación que sería un privilegio de no ser por la política antinacional de los gobiernos y por la irracional explotación del recurso, que hacen las multinacionales Drumond, Glencore, Billinton y Angloamerican, que con la complicidad de los tres últimos gobiernos, se adueñaron del carbón de la Guajira y el Cesar.


Estas empresas exportaron 57 millones de toneladas en 2006, por un valor de más de 3.000 millones de dólares, de los cuales el país recibe unas descompensadas regalías del 10 y 15 %, según el contrato y que en todo caso apenas alcanzan los 500 mil millones de pesos.
 
Exigiendo atención a las reclamaciones que los pobladores de la Jagua de Ibérico, Cesar, tienen represadas desde que comenzó la explotación del carbón, el jueves 8 de febrero se inició un Paro Cívico que contó con el respaldo unánime de la ciudadanía. El viernes a las 12 de la noche, la Policía la emprendió contra los manifestantes con gases, agua y disparos, causando un muerto y varios heridos, entre las pacíficas manifestantes. La población indignada resistió la agresión y una multitud de ciudadanos dignos y civilistas destruyeron el cuartel de la policía y repelieron la barbarie de la fuerza pública.
 
El gobierno nacional ha convenido con los voceros de los manifestantes realizar reuniones para tratar la problemática, en la cual deberán estar los representantes de las multinacionales, porque son, junto con el gobierno, los responsables de la situación. La CUT saluda la valerosa actitud de los cesarenses, acompaña en su dolor a las victimas de la represión del uribismo y felicita a los sindicatos y a nuestra subdirectiva por su ejemplar vinculación a esta patriótica batalla.
 
Los contratos con las multinacionales se deben renegociar en beneficio de los colombianos, las explotaciones del carbón deben cuidar el medio ambiente, responder por la infraestructura vial y reinvertir en desarrollo económico y social de sus zonas de influencia, la gran minería debe financiar la pequeña minería de la zona andina con crédito, asistencia técnica y mejoramiento de las condiciones de trabajo de los mineros de socavón para evitar tragedias como las de Norte de Santander y Boyacá. Basta se lleven la riqueza y los nacionales sigamos en la pobreza.
 
 
CARLOS RODRÍGUEZ DIAZ            GUSTAVO R. TRIANA SUÁREZ
Presidente                                              Secretario Asuntos Energéticos y Mineros
 
 
INDOLENCIA GUBERNAMENTAL Y
EMPRESARIAL, CONDENA A MINEROS
 
 
Nuevamente los hogares de 39 mineros se visten de luto como resultado de 2 explosiones ocurridas en los últimos días: la primera el pasado sábado 3 de febrero en el municipio de Sardinata, en Norte de Santander, con un saldo de 32 trabajadores fallecidos; y la segunda el martes 6 de febrero en el municipio de Gameza, Boyacá, que cobró la vida de otras 8 personas, entre ellas la hermana de uno de los mineros accidentados quien llegó a socorrerlo.
 
Las informaciones preliminares señalan como causa de estos accidentes la ocurrencia de explosiones debido a la acumulación de gas  metano, pero más allá de que ésta haya sido la condición inmediata relacionada con estos lamentables eventos, es necesario denunciar ante la opinión pública las causas más profundas que comprometen al Gobierno  y a los empleadores.
 
Las políticas de debilitamiento del papel del Estado en la vigilancia y control de las condiciones de trabajo, limitan la cobertura y la calidad de las acciones de Inspección Laboral, tanto por parte del Ministerio de la Protección Social como de Ingeominas, a tal punto que se presenta la grave situación de que uno de los mineros muertos en Gameza hubiese sido un niño.
 
Esto se acompaña de la falta de medidas de seguridad por parte de los dueños de las minas y de las empresas que adelantan la explotación, agravado por la proliferación en este sector extractivo de las cooperativas de trabajo asociado, para eludir la responsabilidad patronal.
 
La Central Unitaria de Trabajadores expresa su solidaridad con las familias de los compañeros muertos y se compromete en seguir demandando el desarrollo de medidas eficaces que garanticen el derecho a la vida y a la salud en el trabajo, fortalecer la movilización contra las políticas de liquidación del ISS y su ARP, y por el fortalecimiento de la Inspección Laboral como responsabilidad del Estado, para velar que los empresarios cumplan sus responsabilidades.
 
 
 
CARLOS RODRÍGUEZ                FERNANDO MORALES RANGEL
      Presidente                                              Director Departamento Seguridad  Social