Comentarios del Concejal Yezid García en redes sociales.

 

Noviembre 10 de 2015

Robledo no tiene autoridad para culpar a Petro de la derrota de Clara López

 

Mientras Clara López hacía campaña a la alcaldía de Bogotá en condiciones de desigualdad frente a los otros candidatos, Robledo recorría el país promoviendo su candidatura presidencial.

 

De la entrevista de Robledo en El Tiempo de ayer, 9 de noviembre, hay mucha tela que cortar. De la primera a la última línea lo que se percibe es la descalificación de toda la izquierda que no está bajo su mando en la estructura política del Moir, su tendencia, así trate siempre de hablar a nombre del Polo. Lo anterior adobado con su tradicional arrogancia y sobradez, que poco a poco lo han ido convirtiendo en un político lejano al diario vivir del pueblo colombiano. Por hoy, nos limitaremos a refutarle el exabrupto de afirmar que la derrota de Clara López en su lucha desigual por la alcaldía de Bogotá es culpa de Gustavo Petro.

 

En Bogotá, así Robledo lo desconozca olímpicamente, lo que hubo fue un pacto de lo más representativo de la derecha nacional para “recuperar”, para sus intereses económicos y políticos, la principal ciudad colombiana, que en 12 años de gobiernos de izquierda democrática había logrado los más elevados índices de reducción de la pobreza, de la miseria, del desempleo, de los asesinatos; y del aumento en la cobertura de la salud, de la educación y de los programas para los sectores más vulnerables. Si hay alguna duda de ello, se disipan al escuchar las declaraciones de Peñalosa sobre Metro, subsidios, lo público y su retorno a los más nítidos criterios neoliberales de la administración pública.

 

Clara López, antes de la ofensiva mediática y política de la derecha encabezada por Vargas Lleras, marcaba bien en las encuestas, pero por esa ofensiva decayó mucho antes del respaldo de Petro, el progresismo y varios sectores de la Alianza Verde, entre ellos cinco concejales de Bogotá. El respaldo de estos sectores, de izquierda, así los descalifique sectariamente Robledo, fue el segundo aire de su campaña que desafortunadamente, pese al gran esfuerzo de Clara López y el sector unitario del Polo, no fue suficiente para revertir la tendencia a favor de Peñalosa.

 

No sobra agregar que mientras Petro envió sus mejores cuadros a la campaña, Robledo, en un bus recorría el país promoviendo su candidatura presidencial desentendido de las angustias y sacrificios de su candidata en Bogotá, que muy pocas simpatías le había despertado.

 

Noviembre 6 de 2015

Motivos de salud me han impedido pronunciarme oportunamente sobre las declaraciones e informaciones de prensa de Enrique Peñalosa. Ya con el visto bueno médico para incursionar en las redes sociales quiero expresar mi gran preocupación por lo que puede ocurrir, incluso antes de su posesión, en relación con planes y proyectos importantes para la ciudadanía capitalina. Insistir en cambiar los diseños del Metro es aplazar su construcción varios años, y pretender que la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), cancele el convenio que tiene con el Distrito para la estructuración financiera de la primera línea del Metro cuando faltan dos meses de gobierno del alcalde Petro, no es sólo un golpe de gracia al proyecto sino una arbitrariedad de Peñalosa sobre decisiones que aún no le corresponden. Es evidente la mano oscura de Vargas Lleras, patrocinador de Peñalosa, tras de bambalinas, manejando el títere carente de brillo y de gracia. A quien no le tembló el pulso para respaldar al candidato de la “gata” en Magangué, tampoco le temblará para retomar la iniciativa en los gigantescos negocios de construcción de infraestructura que se anuncian para Bogotá.

Noviembre 9 de 2015

Con bombos y platillos se ha comunicado por Peñalosa el nombramiento del “jefe” de seguridad para la próxima administración, el economista Daniel Mejía. En entrevista a El Tiempo del 8 de noviembre afirma el Dr. Mejía: “lo primero que siempre se mira es la tasa de homicidios. Bogotá es la ciudad más grande del país con la tasa más baja, 17,4 por cada 100.000 habitantes”. Y dice a continuación: “hay un deterioro y se debe a la falta de liderazgo de las últimas administraciones”. ¿Al fin qué Dr. Mejía, la tasa más baja de homicidios pero hay falta de liderazgo? Una cosa o la otra, pero no más reflexiones encontradas para engañar a la opinión pública. No trate de tapar el sol con las manos y reconozca los avances y logros de la Bogotá Humana en el tema. ¿Quién propuso y aprobó el desarme? ¿Quién estableció el programa Jóvenes en Paz? ¿Quién puso las lámparas LED para mejorar la iluminación de avenidas y calles principales? ¿Quién hizo realidad los CAMAD? Aunque le duela, sea honesto: ¡la Bogotá Humana! Si dice, además, que van a proponer la creación de la Secretaría de Seguridad, le recuerdo que esa fue propuesta del alcalde Petro que el Concejo, irracionalmente, hundió sin pena ni gloria. El solo anuncio de respaldo distrital a un proyecto de ley sobre cárcel a los delincuentes reincidentes prueba que el colapso de la justicia no tiene que ver con las administraciones locales. Y, finalmente, jamás propuso la Bogotá Humana alza de impuestos para mejorar la seguridad como ya lo hizo Peñalosa.

EL CONCEJO VIVE Y SIENTE A BOGOTA