DEBATE ENTRE EL POSCONFLICTO Y LA “POSVERDAD”

 

                                                                                                                       Inicial balance de las elecciones de la ADE

 

DEBATE ENTRE EL POSCONFLICTO Y  LA “POSVERDAD” [1]

 

Por: Miguel Ángel Pardo Romero, Fiscal de la ADE[2]

 

Las elecciones de la ADE, merecen un análisis más detallado, el cual estamos obligados a hacer como maestros, maestras, trabajadores de la cultura, afiliadas, afiliados y científicos sociales.

 

Entretanto, reiteráramos nuestro reconocimiento al Magisterio en su conjunto y al activismo, por la intensa labor desarrollada en favor de la preservación y fortalecimiento de la organización sindical de primer grado más numerosa de Colombia, vértebra indispensable de la columna que sostiene a FECODE, una de las agrupaciones sociales con mayor capacidad de convocatoria en el país.

 

Agradecemos con emoción las voces que nos animaron, especialmente en los momentos más agrios de la batalla, del Sindicalismo Democrático desde todos los rincones del país, en la diversidad de sus expresiones y, por supuesto, de Renovación Magisterial y Sindical, Nueva Ola Magisterial, Educadores Independientes y Encuentros Pedagógicos. 

 

Una contribución nuestra a las elecciones de la ADE y al sindicalismo, que seguramente valorará el conjunto de las presentes y noveles generaciones, es que demostramos que, para mantenernos en nuestro puesto de lucha en la Asociación Distrital de Trabajadores y  Trabajadoras de la Educación, no teníamos que acudir al "todo vale", asumido por fuerzas que, a nombre de un supuesto "cambio", ejercitaron esa "novedosa" publicidad, copiada de los partidarios del NO en el referendo de 2016 contra los Acuerdos de Paz.

 

El uso y el abuso de prácticas ajenas al movimiento obrero y social para dirimir sus controversias fue transportado desgraciadamente a la ADE, como ya había ocurrido en FECODE, sometida a una virulenta campaña mediática desde hace años. Cada vez que la Federación busca detener una tropelía gubernamental o alcanza una conquista, los tristemente célebres personajes del establecimiento y sus acólitos, la sacan de contexto para desfigurarla o minimizarla, poniendo en riesgo la existencia misma de la organización sindical. 

 

Lo cierto es que preferimos no responder a algunas injurias con el propósito de no enlodar el nombre de la Asociación y la Federación.  Realizamos un debate electoral centrado en invocar la más férrea defensa de las conquistas alcanzadas por la ADE y el sector educativo, durante más de una década en Bogotá[3]; como también, de los avances derivados de la permanente lucha de FECODE y CUT y de la urgente necesidad de enfrentar unificadamente el repulsivo neoliberalismo representando por Peñalosa y Santos.

 

Ante las regresivas medidas de los poderosos adversarios, presentamos al país y defendimos en las calles, propuestas de política educativa avanzada y condiciones dignas para el proceso pedagógico de niños, jóvenes, educadores y demás trabajadores de la educación. La movilización social y cultural en que se convirtió el Paro Nacional del Magisterio, fue un escenario extraordinario, en el cual estuvimos a la altura, sin duda alguna.[4], junto con Buenaventura y Chocó, abriendo camino a lo que será la constante característica de las reclamaciones de masas y pueblos enteros de Colombia en la época de los pos – Acuerdos de la Habana: lograr que los billonarios recursos que se asignaban a conflicto interno, ahora se destinen a la inversión social y que no terminen en las obscenas arcas de la banca nacional e internacional o sirvan de “tapen tapen” a los desfalcos de la élite del establecimiento neoliberal, derivada de su corrupción que asquea.

 

Diariamente en Bogotá, en el país y en la XX Asamblea General de FECODE, quedaron nuevamente sustentados nuestros planteamientos en estos sensibles temas y, como parte de ellos, los pilares de un estatuto docente que dignifique la profesión,[5] la restitución del derecho a la salud directamente asumido por el Estado, [6]los criterios de una verdadera jornada única, sustentada pedagógicamente y en condiciones dignas[7] y, por supuesto, el urgente llamado a que FECODE incline la balanza en favor de una gran coalición de las fuerzas democráticas que impida la posesión en el Palacio de Nariño y en el Congreso de la República en 2018, de quienes insisten en avivar el conflicto interno para predominar políticamente; lo cual no dudamos en señalar como nuestra principal tarea.

 

No menos importante, ha sido nuestra persistencia en exigir al Consejo Nacional Electoral, la convocatoria de la Revocatoria de Peñalosa y, por esa vía, la defensa de los procesos de participación ciudadana en todo el país. Revocatoria que, pese al poder de las fuerzas políticas del establecimiento, está más viva que nunca.

 

En resumen, nos negamos a hacer una campaña acudiendo al todo vale, a inundar las llamadas “redes sociales” de perversas percepciones en contravía de los hechos, las pruebas, el debido proceso y el buen nombre. No ejercimos el uso maniqueo del lenguaje ni llenamos de contenido, el oprobioso concepto de la pos verdad, ahora utilizado por sectores dizque de “izquierda”, que obviamente deshonran dicha categoría política.

 

No es precisamente un gran “avance” de los practicantes de la “posverdad”, convertir en un acto reflejo, que un puñado de "activistas" actué de manera puntiaguda por las “redes sociales” contra la dirección sindical cuando es el Estado o los gobiernos quienes incumplen los Acuerdos suscritos con el Movimiento Obrero y Social, agrediéndolo con sus regresivas normas unilaterales. En cambio, de exigir, el cumplimiento de lo conquistado gracias a la lucha, los amigos de la posverdad, ponen el énfasis en que lo logrado es malo porque no se ha cumplido.

 

Con ese “razonamiento”, a cambio de unos votos, “sin querer queriendo”, ponen en duda la efectividad del Paro como instrumento de lucha, la trascendencia social e histórica de los Acuerdos FECODE –MEN y los de la ADE con las anteriores Administraciones, minimizan a los poderosos adversarios que enfrentamos ante toda adversidad, los exoneran de su responsabilidad y erosionan en materia grave e injusta la confianza en las organizaciones sindicales, eficaz instrumento de lucha de los de abajo. Todo lo anterior, con el agravante que obran en nombre de la democracia y el clasismo.

 

La Alcaldía de Peñalosa, con el propósito de pasar cuenta de cobro a la ADE por el liderazgo que, junto con otras organizaciones sociales, tiene en el proceso de su revocatoria, decidió intervenir indebidamente en las elecciones sindicales, para deslegitimar su dirección. Días antes de los comicios, la Administración Distrital, procedió con premeditación y alevosía, al imponer un ajuste al calendario académico para extenuar a los maestros y maestras, buscando que abandonen las conquistas alcanzadas, mediante su nula participación en una futura protesta y, a la vez que, su justa ira se volcará contra la Junta Directiva de la ADE, a la hora de la votación. Tan clara era la intención de Peñalosa, que actuó de manera ilegal, a sabiendas que expedía una norma distrital en contravía de otra de carácter nacional.[8]

 

El episodio deja también como enseñanza que culpar a la organización sindical, cuando la fechoría es de autoría gubernamental, es un dudoso proceder que anima a las Administraciones a fabricar golpes de “mano” como el descrito o alimentar el paralelismo sindical de tanto “creativo” que pretende hacer pasar el oportunismo como genialidad política y fundar su microempresa sindical a imagen y semejanza de sus intereses, prometiendo que gracias a su “astucia”, un sindicato de unas decenas o apenas cientos de afiliados, alejado de su clase, de la democracia y de la movilización, logrará mucho más que la acción centralizada de 34 sindicatos filiales de FECODE, que representan la abrumadora mayoría de los 350.000 docentes estatales. Sin duda alguna, FECODE en su conjunto necesita procedimientos más democráticos, pero ese debate es del fuero interno de los afiliados y afiliadas, quienes debemos tener las garantías para librarlo.

 

El hecho que la Secretaria de Educación Distrital de Bogotá, haya fracasado en su intentona, no significa que el Movimiento Obrero y Sindical, especialmente, el que agrupa a los trabajadores del Estado, no registre el hecho y, por supuesto, derive las respectivas lecciones y proceda con prioridad y celeridad, a multiplicar las acciones que proteja la cohesión y coherencia de sus organizaciones.  Se adiciona una tarea mayúscula a nuestra labor venidera, en cuanto al fortalecimiento de la memoria histórica y la formación político y sindical de los afiliados y afiliadas.

 

En síntesis, hubo dos tipos de campañas en el reciente debate electoral de la ADE. Unos prefirieron “pulir” una versión sindical de la posverdad. Y otros, nos dedicamos a que las elecciones contribuyan a defender lo conquistado y disponernos a enfrentar conscientemente los retos del Magisterio y de la población entera, especialmente, los referidos a la movilización cívica por inversión social, educación y paz, que ya hemos detallado y que son propios del posconflicto o los pos acuerdos.

 

Preferimos concentrar el blanco de nuestra palabra y acción, en los enemigos de la educación pública estatal, sustentada en una poderosa argumentación y en la producción escrita sobre la diversidad de temas que debe abordar el sector educativo. Y, por supuesto, contribuimos de manera intensa y alegre a dejar nuestra huella de lucha en la movilización.  

 

Nos sentimos orgullosos de este proceder y sabemos que éste, hace mucho más meritorio haber logrado la tercera votación más alta para la Junta Directiva y contar con la significativa bancada que conformará la Asamblea de Delegados de la ADE. ¡Invitamos a que los luchadores forjados en tantas batallas y aquellos que las inician, así lo registren!

 

A todos y todas, unas vacaciones, hoy más merecidas que nunca. Requerimos de un respiro en medio del fragor de la noble batalla que libramos por elevar la educación, la salud, el trabajo digno, la diversidad, la defensa del medio ambiente, el disfrute del arte, la cultura, la paz y la vida, a la condición de derechos humanos y fundamentales.

 

Los retos mencionados para el 2018 son enormes. Pero reiteramos que el Magisterio y la Comunidad Educativa, los afrontará gracias a su unidad, capacidad de movilización, inteligencia, tenacidad y dignidad que los caracteriza.

 

Que el fortalecimiento de los lazos familiares, redunde en la unidad del Magisterio en 2018.

 

Bogotá, 9 y 17 de diciembre de 2017

Radio Revista Encuentros Pedagógicos

Radio Revista Proyección

 

 

[1] La posverdad: Una fractura en la élite. Por Edmundo Zárate. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/la-posverdad-una-fractura-en-la-%C3%A9lite Leer también: Sobre la " posverdad" Discurso del Rector del ICESI, Francisco Piedrahita. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/sobre-la-posverdad-discurso-del-rector-del-icesi- francisco-piedrahita

[2] Miguel Ángel Pardo Romero, Magister en Historia, licenciado en Ciencias Sociales. Ex -delegado del magisterio de Bogotá ante la Junta Distrital de Educación (JUDI) y ante el Comité Distrital de Capacitación Docente (CDCD). Expresidente, actual fiscal de la ADE y Coordinador Nacional de Renovación Magisterial. Correo miguep2011@gmail.com, Facebook: Miguel Ángel Pardo Romero, Twitter: miguep_ade, página electrónica www.renovacionmagisterial.org  y Canal YouTube Radio encuentros pedagógicos.

[3]  Elementos para el análisis de la política educativa pública en los gobiernos alternativos de Bogotá. Ver en:   http://www.renovacionmagisterial.org/portada/elementos-para-el-an%C3%A1lisis-de-la-pol%C3%ADtica-educativa-p%C3%BAblica-en-los-gobiernos-alternativos-de-bogot%C3%A1   

[4] ¿Qué sigue al portentoso Paro Nacional del Magisterio?  FORTALECER LA MOVILIZACIÓN CIVIL POR INVERSIÓN SOCIAL, EDUCACIÓN Y PAZ.  Ver en:   http://www.renovacionmagisterial.org/portada/%C2%BFqu%C3%A9-sigue-al-portentoso-paro-nacional-del-magisterio  

[5] Pilares de un verdadero estatuto docente único y su relación con una política educativa avanzada. Ver en:  http://www.renovacionmagisterial.org/portada/pilares-de-un-verdadero-estatuto-docente-%C3%BAnico-y-su-relaci%C3%B3n-con-una-pol%C3%ADtica-educativa-avanzada

 

[6] No es posible librar batallas de esta naturaleza sin tener memoria histórica. El derecho a la salud y a la vida está en juego ¡nos movilizaremos en su defensa! Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/el-derecho-la-salud-y-la-vida-est%C3%A1-en-juego-%C2%A1nos-movilizaremos-en-su-defensa      

[8]  Comunicado ADE: ¡Peñalosa atenta contra los derechos laborales. Ver en:    http://www.renovacionmagisterial.org/portada/comunicado-%C2%A1pe%C3%B1alosa-atenta-contra-los-derechos-laborales

Archivos adjuntos: