El debate de Uribe por la educación está mal formulado