EL DERECHO A LA SALUD Y A LA VIDA ESTÁ EN JUEGO, ¡NOS MOVILIZAREMOS EN SU DEFENSA!!

Entrevista con Miguel Ángel Pardo Romero, Fiscal de la ADE, Director Nacional de Renovación Magisterial.

EL DERECHO A LA SALUD Y A LA VIDA ESTÁ EN JUEGO

 ¡NOS MOVILIZAREMOS EN SU DEFENSA!

 

No es posible librar batallas de esta naturaleza sin tener memoria histórica[1]

 

Por: Miguel Ángel Pardo Romero, Fiscal ADE[2]

Habíamos advertido sobre la alta probabilidad de que la FIDUPREVISORA declarara desierta la convocatoria, una vez la entidad calificadora se ratificara en que ninguna de las 28 empresas que aspiraban a atender medicamente al Magisterio, cumplía con el requisito técnico.  Las empresas aspirantes destinaron seis de las diez horas, que duró la Audiencia Pública el pasado jueves 26 de enero a “descalificar” a la entidad calificadora.

 

Este hecho adquiere unas dimensiones, significados y/o conclusiones que se evidenciarán de manera contundente pero seguramente deberán superar las informaciones mediáticas, animadas por el poderío perverso del capital. Recordemos que la contratación supera los 5 billones de pesos y se trata de una pugna entre empresarios, en la cual todos quieren ganar.  Por tal razón, el conjunto de la dirección, el activismo y el Magisterio, deberán acudir a toda su capacidad de análisis para develar cuáles son los enemigos del derecho a la salud digna y de la existencia del FOMAG, tanto los adversarios de siempre como los agazapados.

 

Una conclusión tan obvia como una catedral, pero no por sabida debemos dejarla de mencionar, es el fracaso de la intermediación que convirtió el derecho de la salud en una mercancía hasta arruinar el sistema hospitalario público a través de la Ley 100 de 1993, dejando su fatídica herencia del paseo de la muerte. Pese a que nuestro régimen es especial, como producto de la lucha, también es exceptuado de la fatídica norma y, aunque la escala de la intermediación no es tan alta como en la ley 100 de 1993, lo cierto es que no escapó a ésta y es 5 veces billonaria, algo nada despreciable.  

La neoliberal tesis envuelta en papel regalo por la prensa fletada en los años 90, defendiendo que lo privado era transparente y mejor que lo público, quedó en sus reales platas. O Peor aún, para justificar el relevo del Estado de su responsabilidad en la salud y la intermediación en beneficio de los particulares, hubo algunos sostuvieron que no importaba si el gato era negro o blanco, sino que cazara ratones, acudiendo al pragmatismo de Deng Xiao Ping en el movimiento sindical.  La historia los derrotó, pero a un costo muy alto, porque la empresa privada ante todo garantiza la tasa media de ganancia y lo que quede se destina a la atención médica.

De allí que debamos reafirmar varias premisas para orientar nuestro proceder táctico en momentos tan cruciales

La primera, ratificar el legado de las revoluciones democrático – burguesas, en cuanto a que el Estado es la única institución social capaz de garantizar la educación y la salud.

Lo que se traduce, no solo en denunciar el fatídico lastre de la intermediación sino, además en no caer en la tentación de animar cooperativas de maestros o de trabajadores para que se hagan cargo de la salud porque el Estado termina liberado de la responsabilidad y comprometiendo el patrimonio de las cooperativas, dado los ingentes recursos que requiere una buena atención médica como ya ocurrió en 2005 en Bogotá. 

En estos casos, la culpa termina endosada a los “empresarios” maestros, al desmejorar la atención para mantenerse a flote financieramente o si se quiebran al procurar una atención digna. Por ello no estuvimos de acuerdo en 2005 en Bogotá con la aventura de las cooperativas alrededor de MEJORSALUD y, por la misma razón, siempre nos apartamos de experiencias similares y de la propuesta de los compañeros del Cauca, así tenga las mejores intenciones.

Es nuevamente el momento de plantear que el Estado asuma directamente, así sea de manera progresiva, la atención de la salud del Magisterio y del conjunto de la población. Lo que significará una batalla descomunal y unificada con toda la población, pero no por ello no debe dejar de convertirse en aspecto central de nuestros reclamos. 

La segunda premisa consiste en reiterar la independencia de los sindicatos filiales y del Comité Ejecutivo de FECODE, frente a los empresarios de la salud, sin sombra de duda. Ha sido desde siempre la posición de Renovación Magisterial, la cual cobra mayor vigencia.[3]

La tercera, es que a la par de la dura batalla por la estatización de la salud que se debe librar y desarrollar, debemos defender la existencia del FOMAG. Mientras éste exista, el Estado responde por la salud, las pensiones y el conjunto de prestaciones. El asalto que se fragua sobre Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio, debe ser conjurado por la movilización del Magisterio.

Ahora bien, de manera inmediata FECODE deberá, en primer lugar, desentrañar si la desierta declaratoria de licitación tiene sustento real o es animada o aprovechada por el Gobierno Nacional para abrirle el camino a la contratación directa. Para el efecto. deberá acudir a sus asesores especializados. Pero, ante todo, en este capítulo nos corresponde exigir el cumplimiento del régimen especial y los términos de referencia que le son propios y el manual de contratación se acordó en el FOMAG presionado por la movilización.

Entre tanto, dado que hay una prórroga de facto contraria a nuestras aspiraciones y deseos, nuestra movilización deberá exigir que no puede haber un solo día sin atención médica digna, en virtud de lo cual, las actuales entidades deben ser objeto de redoblada vigilancia y control para que cumplan hasta el último día.

Estaremos atentos a las decisiones del Consejo Directivo del FOMAG, convocado para el próximo martes 31 de enero y a la convocatoria a Junta Nacional de FECODE.

Actuaremos con análisis y firmeza. La vida de nuestras familias está en juego y, nos movilizaremos en su defensa.!.

Bogotá, 28 de enero de 2017

[1]  Editorial de Renovación Magisterial, 28 de enero de 2017 en Radio Revista Encuentros Pedagógicos.  Escúchala todos los sábados 9 a 10 am, Emisora Mariana dial 1400 am. También en directo por  http://www.renovacionmagisterial.org/portada/emisora

[2] Miguel Ángel Pardo Romero, Magister en Historia, licenciado en Ciencias Sociales. Ex delegado del Magisterio de Bogotá ante la Junta Distrital de Educación (JUDI) y ante el Comité Distrital de Capacitación Docente (CDCD). Ex –presidente y actual Fiscal de la ADE. Correo miguep2011@gmail.com, facebook: Miguel Ángel Pardo Romero, Twitter: miguep_ade, página electrónica www.renovacionmagisterial.org  y Canal You Tube encuentros pedagógicos.

[3] En 1993 y 2005 los sindicatos del Magisterio fueron atravesados por una polarización entre dos empresas particulares en algunas regiones, especialmente en Bogotá, que lo dividieron significativamente pese a que cualesquiera de las entidades estaban obligadas a demostrar que podían cumplir con los mismos términos de referencia propios del régimen especial.  Las asambleas convocadas para el efecto fueron bochornosas. Las voces de quienes planteamos el criterio de la independencia no fueron atendidas.  

Promocionar: 
Promocionar