Escuela pública de la ADE: Formación para la defensa del trabajo digno docente y la educación pública

En el inicio de actividades laborales y académicas, cada año trae consigo unos retos para el mejoramiento en los planes y propuestas de actividades pedagógicas; planes con las mejores intenciones que se van al traste en algunas instituciones, debido a que la planeación desde los órganos de dirección institucional por no tener en cuenta en su organización al gobierno escolar, para el buen desarrollo de la planeación institucional, resultan generando tanto al finalizar el año como al inicio, tenciones en el ambiente de convivencia institucional.

Es así como los ambientes escolares, en varias instituciones educativas, se ven afectadas por diferentes temas que van desde lo académico, convivencia, y las relaciones tanto entre docente – docente, docente - estudiante, docente - padres de familia y sin duda el que últimamente genera más tensiones, docente – directivo, esto por la manera como directivos interpretan la norma al momento de ordenar las jornadas laborales y académicas, o al querer imponer políticas ordenadas desde la SED que no son acordes con las normas que rigen la educación.

Tanto docentes como directivos docentes, no interpretan la ley ni la norma para organizar de acuerdo con lo estipulado cómo lo dicen las diferentes leyes, el 715 del 2001 y/o el 1860 del 94 de dónde debe partir la organización de los establecimientos educativos. En ocasiones se utiliza este desconocimiento para imponer cargas académicas, horarios fuera de la norma o de la reglamentación de la ley tanto del régimen laboral como de educación.

De la misma manera al momento de solicitar permisos o licencias tanto laborales como médicas, no se les reconocen algunos derechos laborales como permisos por calamidad familiar o asistencia a consultas médicas, y son negadas por los directivos. Pero los docentes al no conocer la ley y sus derechos como trabajadores de la educación y estatales, no reclaman y termina aceptando la decisión del directivo; algunos también por temores a represarías. en especial los docentes del decreto 1278 quienes son presionados a aceptar o renunciar a derechos como trabajadores de la Educación y del estado por temor a ser mal valorados en la evaluación de desempeño la cual es responsable el rector de la Institución. Todo esto sucede por desconocimiento de los derechos que ampara a los trabajadores de la educación.

Algunos directivos a pesar de conocer las directrices legales, coaccionan a los profesores para que acepten cargos o responsabilidades que no son de su labor, al aceptar el docente en estas situaciones anómalas, están empoderado a algunos directivos docentes, que con el apoyo de las direcciones locales y presionados por la SED, implementan políticas que van en detrimento de la estabilidad emocional y laboral docente, creando un ambiente desfavorable de mucha tensión institucional y que afecta directamente el adecuado desarrollo de la educación en los colegios. Hay directivos que imponen jornadas únicas, le cambian la jornada laboral o carga académica a los profesores en la que fue nombrado, sin tener - el directivo - potestad para ello, desconociendo las leyes reglamentarias en la labor docente para estos cambios de funciones y jornadas. Y esto sumado a que los docentes desconocen las normas que r i g e n s u l a b o r, e n v a r i a s oportunidades han generado una especie de sumisión y pérdida de autoridad y autoestima para exigir sus derechos laborales por los que fue contratado y aceptan hasta jornadas laborales de 8 y 10 horas diarias, se ha sabido de casos en que los docentes aceptan este tipo de horarios para tener un día libre, situación que pone en riesgo su puesto y puede llegarse a la destitución del cargo.

Por estas anomalías y atropellos impulsadas desde la SED para cumplir metas de calidad educativa neo liberal, la Escuela Sindical de la ADE (ESADE) en acuerdo con la Vicerrectoría de Gestión de la Universidad Pedagógica Nacional han venido desarrollando un diplomado orientado a suplir las falencias en varias materias jurídicas laborales para los docentes, temas y herramientas importantes que permitirían a los profesores tomar mejores decisiones y asumir una posición más beligerante frente a los atropellos de que son víctimas al no conocer leyes y derechos que protegen la labor docente y reclamarlas.

La ESADE desarrolla el diplomado los sábados de 9 de la mañana a una de la tarde en las instalaciones de la ADE norte en diferentes modalidades de desarrollo académico y panelistas de trayectoria tanto académica, jurídica y sindical como Miguel Ángel Pardo, Néstor Raúl Ramírez, Ángel Pérez, Isidoro León, Abel Rodríguez, Julián de Subiría entre otros. De esta manera la ADE intenta generar un empoderamiento a los profesores que va desde la escuela hasta la participación en las diferentes actividades en defensa de la labor docente y La educación pública. que van desde las asambleas generales, plantones y paros que están amparados en la Constitución de Colombia.