Gran movilización del sindicalismo estatal

Hoy martes 16 de mayo tuvo lugar una jornada de protesta y movilización del sindicalismo estatal, como hacía mucho tiempo no se veía en el país. Más de medio millón de funcionarios y trabajadores del sector estatal paralizaron labores y unos 200 mil se movilizaron por las calles del centro de Bogotá y de las principales ciudades, según cálculo de las centrales sindicales que convocaron la protesta.

Manifestación en la Plaza de Bolívar, Bogotá.

Al paro indefinido que desde la semana pasada adelantan los 330 mil maestros afiliados a Fecode, los empleados del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y los del Ministerio de Trabajo, hoy se sumaron en un paro de 24 horas los empleados de la rama judicial (Asonal), de la DIAN, la Defensoría del Pueblo, el Inpec, Medicina Legal, el Sena y las madres comunitarias del ICBF.

Tambien puedes leer:

 “Se agita la protesta laboral en Colombia: paros en magisterio, Min-trabajo, ICBF y taxistas. Informe especial” 

Es decir, el país asistió hoy a un paro estatal con pocos precedentes en los últimos veinte años, una jornada que estuvo enmarcada por lo que se llamó la “Gran toma de Bogotá”, en la cual participaron unos 60 mil maestros, tanto de la capital como de las distintas regiones del país, y también las y los trabajadores de las entidades estatales en conflicto. Incluso se sumó a la manifestación el colectivo que impulsa la campaña por la revocatoria del mandato del alcalde Peñalosa.

En Bogotá las marchas salieron de varios puntos. La principal la que se inició en el parque nacional y avanzó hasta la Plaza de Bolívar, donde confluyeron las diferentes marchas. En Medellín salió de la sede de la Asociación de Institutores de Antioquia (Adida), que la encabezó, y terminó frente al Centro Administrativo La Alpujarra. En Bucaramanga partió del parque Turbay, en Cali de la plazoleta de la Gobernación, y en Villavicencio del parque Central. Todas en horas de la mañana.

Parte de éxito

El presidente de la CUT, Luis Alejandro Pedraza, dio parte de éxito de la convocatoria de la protesta, y aseguró que cerca de 600 mil empleados y funcionarios del sector estatal pararon hoy en el país, entre maestros, trabajadores y funcionarios de las instituciones estatales.

Según el dirigente sindical, el paro obedece al poco avance en la negociación del pliego marco estatal y los pliegos en las entidades locales y territoriales, básicamente porque el Gobierno argumenta que no hay dinero para cumplir con las peticiones de los trabajadores estatales, ni para un aumento salarial digno. Como tampoco hay dinero para cumplir con los acuerdos pactados en negociaciones de años anteriores.

El gobierno debe leer muy bien esta gran movilización de hoy a la hora de reinstalar la mesa de negociaciones. Debe hacer unas propuestas económicas que compensen el costo de vida, cumplan el plan de ampliación de las plantas de personal y en el tema del trabajo decente”, dijo por su parte Francisco Maltés, responsable de los asuntos estatales de la CUT.

Marcha en Medellín.

Maltés destacó el proceso de reorganización que se viene dando en el movimiento sindical estatal, la recuperación de sindicatos que habían sido liquidados y mermados por la vía de la reestructuración de la administración publica en los últimos 20 años. Esa reorganización permitió la gran movilización de hoy, que calificó de “magnífica”.

Destacó asimismo la manera como se coordinaron las distintas organizaciones sindicales en las entidades del Estado. Un ejemplo de ello es el propio Ministerio de Trabajo, donde los 5 sindicatos que allí tiene asiento, afiliados a distintas centrales, se coordinaron para sacar adelante la protesta. Lo mismo ocurrió en el poder judicial y en la DIAN, entidad esta donde desde 1993, año en que el sindicato fue liquidado, los trabajadores no protagonizaban una protesta masiva como la de hoy, lo que marca una recuperación muy importante del movimiento sindical en esta entidad.

Aspecto de la marcha en Medellin.

Maltés anunció que hoy a las 6 de la tarde, en la sede de Fecode en Bogotá, las directivas sindicales se reunirán para hacer una evaluación de la jornada y decidir las acciones a seguir, si se suspende el paro estatal o se mantiene. A esta reunión están convocadas la CUT, la CTC, la CGT y las federaciones estatales Fenaltrase, Fecode, Fecotraservipúblicos, Utradec y Unete.

El paro de Fecode

Es claro que la voz “cantante” en el paro estatal la llevan los educadores afiliados a los distintos sindicatos que aglutina Fecode, tanto por su gran número: más de 300 mil, como por su organización, disciplina y cultura política para afrontar la protesta.

Hoy los educadores cumplen su sexto día de paro, el cual continuará indefinidamente hasta tanto el Gobierno atienda sus reclamos, aseguró Carlos Rivas, presidente de Fecode. “El Gobierno del señor Santos ha mantenido su estrategia de negociar en medio del conflicto, y así lo haremos nosotros”, señaló al respecto.

Las negociaciones entre Fecode y el Gobierno se estancaron cuando se llegó al punto tres del pliego de peticiones (el económico) y el Ministerio de Educación respondió que no disponía de más recursos. “No nos parece lógico que desde el Gobierno digan que no hay plata para la educación, pero que sí haya para la corrupción”, anotó el presidente de Fecode.

Las razones del paro magisterial tienen que ver con la falta de acuerdos en torno a la implementación de la jornada única: incremento de la inversión en infraestructura, alimentación y transporte escolar; piden que se mejore el servicio de salud para ellos y sus familiares, porque ocurre que el proceso de licitación del prestador de servicios de salud está estancado. Exigen igualmente un mejor aumento salarial, pues el que anunció el Gobierno es insuficiente. Piden reglas claras para mejorar la remuneración de quienes hacen cursos de capacitación, y expresan su preocupación por el hecho de que el Gobierno no quiera hablar de la nivelación salarial para los años 2020 y 2021.

Ante el llamado de la Ministra de Educación a retomar las negociaciones y encontrarle una salida al conflicto, Fecode respondió que mantiene su voluntad de diálogo y que espera que el reinicio de las conversaciones se fundamente en propuestas que den respuesta y soluciones a los aspectos consignados en el pliego petitorio.

Paro de 24 horas en la Rama Judicial

En diálogo con esta Agencia, el presidente de Asonal, Luis Fernando Otálvaro, dijo que el paro de 24 horas en el poder judicial se ha desarrollado en calma, pero con contundencia. Aseguró que fue total en el país. “Todos los sindicatos de la rama judicial determinamos hacer causa común y unirnos en esta gran jornada nacional de paro”, agregó.

Solo se prestaron servicios excepcionales, como fallos a las acciones de tutela, resolución de habeas corpus bajo solicitud de libertad, y audiencias de legalización de captura. Y las audiencias que estaban agendadas para hoy serán reprogramadas para los próximos días.

El paro, dijo Otálvaro, se desarrolló acatando la directriz de la CUT y Fenaltrase, y solo por un día. Se inscribe dentro de la presión que los trabajadores ejercen al Gobierno Nacional para que dé soluciones al pliego petitorio que desde febrero le presentaron las centrales y federaciones estatales, relacionadas con el incremento de los salarios y las plantas de personal, y con la estabilidad de los trabajadores a través de la carrera administrativa.

En Bogotá los empleados de la Rama Judicial y los funcionarios sindicalizados adscritos a Asonal se reunieron frente a los juzgados de Paloquemao, y desde allí se inició la marcha con destino a la Plaza de Bolívar.

El paro en el Ministerio de Trabajo

Entre tanto, avanza sin visos de solución el paro de los 1.600 empleados del Ministerio de Trabajo; un paro que se inició el miércoles de la semana pasada con carácter indefinido, luego de ser votado por la inmensa mayoría del personal de la entidad, incluso por los trabajadores no sindicalizados.

Rosa Matilde López Torres, Vicepresidenta de Sinaltraempros, sindicato mayoritario en este Ministerio, dijo en Medellín que el paro ha sido acatado por todas las direcciones territoriales del país y se cumple en un ciento por ciento.

“Ha sido muy complicado porque este paro afecta bastante a los usuarios, pero no es menos cierto que los trabajadores del Ministerio estamos pasando por una situación difícil. Le exigimos al Gobierno que nos cumpla los acuerdos que firmamos sobre nivelación salarial desde el año 2013”, dijo.

Sobre el llamado que ha hecho la nueva ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, en el sentido de continuar las negociaciones siempre y cuando los funcionarios levanten el paro, la vicepresidenta de Sinaltraempros dijo que eso no va a hacer posible. Dijo que el paro se levantará cuando vean decisión política del gobierno para cumplirles lo de la nivelación salarial.

Te puede interesar:

“En casa de herrero, azadón de palo”: paro en Min-Trabajo por incumplimiento de acuerdos laborales

“Necesitamos que nos escuchen, tenemos claro que el Gobierno es uno solo y hasta ahora no le hemos visto voluntad”, señaló, al tiempo que reclamó comprensión por parte de los usuarios, a quienes pidió que acompañen su lucha. “Esta lucha también les compete a ellos, porque son los más afectados”.

Reconoció que resulta contradictorio un paro de los funcionarios del Ministerio de Trabajo, pues son ellos quienes garantizan los derechos laborales de los trabajadores. “Pero el mismo Gobierno nos ha llevado a esta situación. El paro es la única salida que tenemos para que nos cumpla”, puntualizó.

Etiquetas:  Alejandro Pedraza  Asonal  CUT  FECODE  ICBF  Ministerio del Trabajo Movilizaciones  Paro en Medellín  Paro Nacional Estatal  Rama judicial