LA DESBARAJUSTADA JORNADA ÚNICA ESCOLAR

 

LA DESBARAJUSTADA JORNADA ÚNICA ESCOLAR[1]

El Gobierno Nacional y la Administración de Bogotá mantienen como prioridad la jornada única escolar. Sin embargo, no existen los recursos. Los docentes exigimos una educación en condiciones dignas. Con cifras y documentos, exponemos nuestros planteamientos.

Por: Miguel Ángel Pardo Romero, Fiscal de la ADE[2]

______________________

Desde el punto de vista pedagógico y académico ¿Cuáles son los estragos de la mal llamada jornada única del Gobierno Nacional y Distrital? 

El gobierno no tiene propuesta académica que contribuya a elevar el nivel académico de la educación. El decreto 501 de 2016 del MEN, insiste en las competencias básicas que consiste en enseñar lo mínimo en 4 áreas, mientras que debilita las áreas obligatorias y fundamentales exigidas por la Ley General de Educación o 115 de 1994. Durante los últimos veinte años, el Ministerio de Educación impuso las competencias básicas y el resultado es desastroso. No tiene presentación alguna, insistir en lo que ya fracasó, con el agravante que, en esta ocasión, le entrega completamente el sistema educativo al ICFES desde el nivel preescolar hasta la educación media, centrando la calidad de la educación en los resultados en las pruebas nacionales e internacionales y el ISCE[3] pero sin que el Estado brinde las condiciones ni asuma su responsabilidad en los factores asociados a la educación. [4]

¿El aumento de horas clase afecta a los estudiantes?

El tiempo escolar en Colombia es mayor que el promedio de los países que integran la OCDE. Tenemos 9.800 horas con los estudiantes, 15 días más que el promedio de los países encumbrados de la OCDE.[5] Sin embargo, tener más tiempo no ha tenido como resultado estar en los primeros lugares de la educación latinoamericana ni mundial, lo que confirma que no es el aumento sino cómo y para qué más tiempo.

Hemos planteado al gobierno que todas las actividades, programas, proyectos para que los estudiantes estén 40 horas en un colegio debe de ser parte del currículo, contribuir a la intencionalidad pedagógica del PEI y ser desarrollado por maestros en planta en propiedad. Se debe aumentar el número de directivos y docentes, que los niños con necesidades educativas especiales, de preescolar y primaria tengan profesores de educación física, artística, tecnología, lengua extranjera, orientador escolar porque hoy no los tienen, limitando sus posibilidades en el proyecto de vida. Es prioritario universalizar los tres grados de preescolar y la educación media especializada y disminuir el número de estudiantes por aula o alumnos atendidos por directivos, docentes orientadores y demás trabajadores de la educación.  Se requieren, 3.020 colegios nuevos para al albergar a los 2 .114.036 estudiantes de la jornada de la tarde en Colombia y 420 edificaciones para los 300.000 alumnos en Bogotá y no se cuenta con los recursos suficientes.[6]. Proceder sin atender este requisito conduce inevitablemente al hacinamiento, sin contar una buena parte de los actuales edificios escolares no cumplen las normas técnicas de construcción.

¿Sí hay presupuesto para la jornada única?

El país invierte $2 millones 500 por estudiante, Bogotá ha superado esta cifra, especialmente para el programa de “40 x 40” que en 2014 destinó $3.696,991. Los países encumbrados de la OCDE, invierten de 10 a 15 millones de pesos, la diferencia es sustancial, Colombia presupuesta anualmente entre 800 y 1.200 dólares y el promedio en la OCDE entre 8 mil y 8.400 dólares.[7]. Chile que es un ejemplo recurrente del Gobierno Nacional y Distrital, pero callan que destina $4.000 dólares por estudiante y que no pudo avanzar más porque se negó a garantizar condiciones laborales dignas. Además, el gasto público en educación en promedio de los países OCDE alcanza 5,6% del PIB, frente al 4,5% que el país destina al sector para atender una población mayor. Es evidente que Santos aspira a colarse en un club de ricos con un presupuesto pobre.

Profesor Miguel Ángel, destaque por favor algunos de los principales estragos de la mal llamada jornada única en Bogotá

Primera falencia. Como lo hemos denunciado en varias ocasiones, el Ministerio de Educación Nacional -MEN- sólo ofrece 508 docentes provisionales más si Bogotá asume la mal llamada jornada “única” y nosotros hemos sustentado que actualmente se requieren 5.000 colegas adicionales, en las actuales jornadas mañana, tarde o noche acorde con la modificación favorable de parámetros propuesta en el Pliego de Peticiones en punto 3° del Eje III[8]. Ante éste protuberante déficit en el número de educadores, la Secretaria de Educación orienta o avala a Directores Locales e induce a rectores a cometer actos ilegales para desregularizar las condiciones laborales aumentando la jornada laboral, la asignación académica, las funciones de docentes orientadores, directivos y docentes y, de remate, “autorizar” el incremento de jornada escolar sin respetar los órganos de gobierno escolar, lo cual es muy grave.

Dos graves falencias más. Aún no podemos calcular los desórdenes alimenticios generados por la decisión de Peñalosa de tener a los estudiantes hasta 10 horas fuera de su casa sin la alimentación suficiente y por tomar los alimentos en sitios no apropiados o por implementar acciones contrarias a los exigidas por las agencias internacionales de salud al recalentar la comida, pero si hemos hecho serias advertencias sobre el particular.[9] . Mientras que siguen los escándalos en todo el país sobre pobre o engañoso contenido nutricional de los refrigerios y el enriquecimiento de operarios privados a costa de la salud y el bienestar de los niños.

En el caso de del Magisterio, las cifras sobre la situación de salud son aterradoras en Bogotá y en los 9 departamentos que integran la región 2 que atiende MEDICOL, las incapacidades alcanzaron 40.444 en 2016, que si las sumáramos representarían 416.288 días o 1.140 años.[10] El Distrito Capital representa el 55% del Magisterio de la región 2 ¿qué pasaría con nuestra salud, si con la misma planta de personal asumiéramos pasar de 8% a 64% de colegios en jornada única y/o extendida?

¿Que propone el Magisterio de Colombia y de Bogotá?

Suspender la mal llamada jornada única y debatir el tema públicamente. En el caso del Distrito Capital, la ADE ha planteado 11 criterios para una verdadera jornada única sustentada pedagógicamente y en condiciones dignas para los niños, jóvenes, docentes y demás trabajadores de la educación[11].  A lo cual, Peñalosa se negó, lo que significa nada más ni nada menos desconocer normas vigentes. Es evidente que el Alcalde Mayor requiere pulverizar el Estado de derecho para hacer de las suyas. con tal de pasar de 8% a 64% de colegios en jornada única o extendida a sabiendas que no hay condiciones para ello. Puro neoliberalismo: hacer más con menos. Similar posición tiene el Ministerio de Educación -MEN- frente a la comunidad educativa en el territorio nacional, lo que está conllevando ya a una inevitable confrontación entre ésta y el Gobierno si el MEN no endereza el rumbo.

Pese a la anterior sustentación ¿Qué respondió la Secretaria de Educación a la ADE en la Mesa de Negociaciones?

Hizo caso omiso de los argumentos y en los temas de parámetros, salarios, aumento de plantas de personal reconoció su importancia como criterio, pero le endosó la sin solución al gobierno nacional sin perjuicio de continuar hacia su meta del 64% de colegios en jornada única o extendida.

¿La ADE hizo alguna propuesta alterna?

En efecto. Manteniendo nuestra petición de suspensión de la mal llamada jornada única y argumentando los 11 criterios que defendemos para una verdadera jornada única en condiciones dignas sustentada pedagógica y en condiciones dignas, en el 2 punto del eje I del Pliego de Peticiones del Magisterio de Bogotá, le planteamos dos propuestas:

  1.  Conformar una comisión ADE -SED para verificar si los colegios cumplieron los procedimientos del gobierno escolar y respeto a las condiciones laborales, de infraestructura y de bienestar escolar. 
  2. Que la SED se comprometiera a ratificar la ley, expidiendo actos administrativos que orienten a los Directores Locales de Educación y a los rectores a:
  • Respetar la jornada laboral y la asignación académica de docentes orientadores, directivos y docentes en los términos de las normas actuales, como también, a ratificar que la jornada global es ilegal y que el descanso es parte de las actividades académicas y pedagógicas, tal como está en los Acuerdos SED –ADE y SINDODIC del 29 de octubre de 2014 [12] y expuesto en el punto 1 del II eje de nuestro Pliego de Peticiones
  • Reiterar que las aplicaciones de las normas técnicas de construcción son de carácter obligatorio, que proceda según los parámetros acordados el 29 de octubre con la ADE –SINDODIC en el número máximo de estudiantes en preescolar, NNEE en aula exclusiva o integrada y en el número de docentes en educación media con énfasis, según el punto 2 del Acta suscrita el 29 de octubre de 2014. A la vez que discutamos una modificación favorable de los parámetros y de las funciones de educadores, docentes orientadores y directivos. Todo lo anterior, sustentado con precisión en el punto 3 del II Eje del Pliego de Peticiones.
  • Garantizar el ejercicio de la autonomía, la democracia y el gobierno escolar y respetar su papel en el rumbo académico de los colegios y que la suspenda la mal llamada jornada única o los cambios en la jornada escolar en los colegios que no cumplieron con el obligado procedimiento consignado en el artículo 15 del decreto 1860 de 1994. Lo anterior, está precisado en el 1 punto del IV Eje de nuestro Pliego de Peticiones.

Finalmente, les pedimos que hicieran las aclaraciones a la comunidad educativa ante nuestros planteamientos sobre la insuficiente construcción de 15 nuevos colegios (otros 15 en concesión) en cuatro años, dado que nuestro cálculo es de 420 planteles, si aspiramos a incorporar a los 300.000 alumnos de las jornadas de la tarde.

Situación análoga en el caso de la alimentación escolar.  En primer lugar, por la pequeña cifra de sitios adecuados, restaurantes y cocinas escolares. En segundo lugar, el programa es insuficiente porque inicialmente no fue concebido para jornada única, razón por la cual hoy vemos cuatro modalidades en los colegios: comidas calientes (desayunos o almuerzos hasta donde alcancen), cuestionados refrigerios “reforzados”, merienda traída de la casa consumida en frio en cualquier rincón del colegio y, quienes se ven obligados a ver comer porque no clasifican en ninguna de las tres alternativas.

Y ¿cuál fue la respuesta de la SED?

Nuevamente un NO rotundo. Reitero: su negativa a reafirmar las normas vigentes, evidencia que Peñalosa requiere pulverizar el Estado de derecho para hacer de las suyas.

¿Cuál es su reflexión o conclusión final?

Además de persistir en los 11 criterios que brindarían las condiciones de una verdadera jornada única en condiciones dignas y sustentada pedagógicamente, agregamos: si realmente queremos una política educativa pública avanzada, se debe empezar por respetar que son los gobiernos escolares los que determinan el rumbo académico de los colegios; convocar los foros educativos tal como lo ordena la ley, como también, abrir la discusión a la sociedad sobre el nuevo plan decenal de educación, brindándole una similar importancia y dedicación como la que tuvo el Gobierno Nacional con los Acuerdos de Paz.

De lo contrario se perpetuarán dos tipos de educación y de jornada escolar, una para los colegios de élite o para quienes puedan pagar una educación digna y, otra para los colegios oficiales en precarias condiciones para los estudiantes y el Magisterio a costa de la pedagogía, el bienestar escolar y la sobre carga laboral. Lo cual es inaceptable e irreconciliable.

_______________________________________

PLANTEAMIENTO DE LA ADE SOBRE JORNADA ÚNICA

Suspender la implementación de la Jornada Única impuesta por la Secretaria de Educación y acordar con el Magisterio y la Comunidad Educativa, condiciones para una verdadera Jornada Única digna y sustentada pedagógicamente.

La ADE propone los siguientes criterios fundamentales para Bogotá

1. Elaboración y/o ajuste del currículo en el marco del PEI, la autonomía, la democracia y el gobierno escolar, cuyo principal propósito es la transformación de las prácticas pedagógicas. Para el efecto se respetará el procedimiento estipulado en el Artículo 15 del Decreto 1860 de 1994.

2. Menor número de estudiantes por curso y/o núcleo familiar atendido por docentes, docentes orientadores, directivos docentes y  personal administrativo.  Análogo caso para los trabajadores de servicios generales.

3. Nombramiento de docentes orientadores, docentes en educación física y artística, segunda lengua, tecnología e informática en los tres grados de preescolar, primaria y para los niños y niñas con necesidades educativas especiales en jornadas diurnas, nocturnas y fines de semana; como también, los que requiere en todas las áreas la educación media especializada y la básica secundaria.

4. Incluir en la asignación académica los tiempos para la reflexión curricular, el ejercicio de la democracia y el gobierno escolar y las actividades académicas o pedagógicas diferentes a la clase (dirección de grupo y área; comités de convivencia, promoción y evaluación, representaciones al Consejo Académico y Directivo, el Descanso y Proyectos Institucionales, entre otros). La jornada laboral presencial se mantendrá en 6 horas diarias

5. Mayor número de docentes, docentes orientadores, directivos docentes, administrativos y trabajadores de servicios generales, vinculados directamente por el Estado en planta de personal en propiedad. 

6. Mantener, fortalecer y garantizar la plena gratuidad de la educación en Bogotá que debe ser extendida a todo el país.

7. Fortalecer la financiación estatal y adecuada de la formación docente, el apoyo  a la innovación pedagógica e investigación educativa logrados en Bogotá, en todas las áreas del conocimiento, niveles,  modalidades y proyectos educativos y su respectivo reconocimiento en el escalafón nacional.

8. Aumento, adaptación y reforzamiento estructural de plantas físicas.

9. El mejoramiento del bienestar escolar para garantizar la permanencia en la Escuela  (comedores escolares, comida caliente, refrigerios, transporte escolar, campos e implementos deportivos, laboratorios, textos y bibliotecas adecuadamente dotadas y modernizadas, entre otros).

  • Garantizar el transporte escolar, el acompañamiento de monitores (as) y las respectivas medidas de seguridad en horarios diferentes, teniendo en cuenta el nivel de preescolar, primaria y/o bachillerato.
  • La alimentación debe tener en cuenta un menú que todo niño, niña y adolescente debe recibir diariamente para estar nutrido, durante los 5 días de la semana y los 20 días al mes teniendo en cuenta las respectivas edades. Los niños, niñas y jóvenes deben recibir alimentos calientes, desayuno y almuerzo, preparados en la cocina escolar y consumidos en el restaurante del colegio construido para tal fin.

10. Un incremento salarial digno para todos los docentes, docentes orientadores y directivos docentes.

11. La jornada única no puede implementarse en detrimento de la universalización  y el derecho a la educación de toda persona mayor de 3 años a cursar mínimo 14 grados de escolaridad (tres grados de preescolar hasta la educación media especializada).

=====================================

[1] El artículo toma como base, la intervención del autor en Novedades Educativas y Laborales, sábado 8 de abril de 2017 en Radio Revista Encuentros Pedagógicos y su nota Editorial en Radio Revista Proyección, programa institucional de la ADE, domingo 9 de abril de 2017.  

 

[2] Miguel Ángel Pardo Romero, Magister en Historia, licenciado en Ciencias Sociales. Ex delegado del Magisterio de Bogotá ante la Junta Distrital de Educación (JUDI) y ante el Comité Distrital de Capacitación Docente (CDCD). Ex – presidente y actual Fiscal de la ADE. Correo   miguep2011@gmail.com , facebook: Miguel Ángel Pardo Romero, Twitter: miguep_ade, página electrónica  www.renovacionmagisterial.y Canal You Tube encuentros pedagógicos.

[3] Alcances e inconsistencias del Índice Sintético Calidad. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/alcances-e-inconsistencias-del-indice-sint%C3%A9tico-calidad . Ver también: se cambia la estructura del examen ICFES grado 11, para manipular los resultados http://www.renovacionmagisterial.org/portada/se-cambia-la-estructura-del-examen-icfes-grado-11-para-manipular-los-resultados 

[4] Dificultades en la promoción y el aprendizaje escolar: la gota que derramó la copa. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/node/2411. Ver también: Día “E” de Efectismo pero no de Excelencia Educativa en http://www.renovacionmagisterial.org/portada/d%C3%ADa-%E2%80%9Ce%E2%80%9D-de-efectismo-pero-no-de-excelencia-educativa Otros documentos Día “E”, política educativa y  11 criterios, planteamientos, documentos y debate TV sobre jornada única. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/11-criterios-planteamientosdocumentos-y-debate-tv-sobre-jornada-%C3%BAnica  

[5] Informe OCDE. La educación en Colombia. Ministerio de Educación en Colombia, 2016. 

[6] La Educación en el Plan Nacional de Desarrollo. Ángel Pérez Martínez. Ver en: http://www.renovacionmagisterial.org/portada/la-educaci%C3%B3n-en-el-plan-nacional-de-desarrollo  

[7] Ibidem

 

 

[8] Pliego de Peticiones del Magisterio de Bogotá y de la Comunidad Educativa 2017. Ver enhttp://www.renovacionmagisterial.org/portada/sites/default/files/adjuntos/2017/03/02/Radicado%20pliego%202017.pdf

 

[10] Informe semestre de ausentismo, región 2. FOMAG – MEDICOL Salud UT. Bogotá D.C., 2016

[11]  Pliego de Peticiones del Magisterio de Bogotá y de la Comunidad Educativa 2017, punto 2, Eje I. Ver enhttp://www.renovacionmagisterial.org/portada/sites/default/files/adjuntos/2017/03/02/Radicado%20pliego%202017.pdf