La ETB ya no será vendida

Los 14 integrantes de la Comisión de Gobierno del Concejo de Bogotá, de manera consecuente con los intereses de la Ciudad y de los bogotanos, votaron no vender la Empresa de Teléfonos de Bogotá y de esta manera se puso atención al reclamo general de proteger esta riqueza-patrimonio, que por demás pertenece a un sector de gran importancia como es el de las comunicaciones y del que posee casi toda la infraestructura de la telefonía local, la más grande del país y el mayor dominio de la telefonía de banda ancha a nivel nacional.

De otra parte se pone freno a las intenciones del sector neoliberal de enajenar las riquezas del país para dejarlo en manos de los grandes monopolios que perseguían, por cualquier medio, quedarse con el 86.6 % de las acciones, aclarando que ya el 13.4 % ya habían sido colocadas anteriormente a particulares.

La mentirosa estrategia de tratar de demostrar que no era una empresa boyante quedó por el suelo, cuando se totalizaron para el primer trimestre del año 2011 utilidades por 89.498 millones de pesos, manteniendo desde tiempo atrás sobrados dividendos y desechando la artimaña de tratar de mostrar menores ganancias y además las intentonas de desvalorizar la empresa para venderla por menos.

Después de salvar esta amenaza, a la empresa debe proveérsele de una proyección en la que se mantenga el criterio de patrimonio de la ciudad e implementar un programa de desarrollo tecnológico que la haga más competitiva y le permita expandirse a nivel nacional e internacional.

La ETB debe ver necesario también fortalecer de manera interna su departamento de investigación y desarrollo y apoyarse en los centros de investigación básica comenzando por la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, que también es dueña de un paquete de acciones de la ETB y parte de su presupuesto lo recibe de allí.

Igualmente debe contar con las demás universidades y equipos de investigación nacionales, en la perspectiva de producir tecnología de comunicaciones propia, lo que la dota de independencia y competitividad. Hoy, la ETB necesita del apoyo nacional y por eso la alianza con UNE es bien importante. En el tema económico debe facilitársele presupuesto oficial y acceso a créditos blandos para que modernice equipos y tecnologías avanzadas.

Muy bien por esta decisión de proteger la ETB que se coloca como ejemplo para que el país se proyecte de la misma manera con los recursos naturales y se acabe con la política de extraer la riqueza del subsuelo y dejar que se la lleven sin ningún valor agregado en la transformación de estas materia primas, que sin lugar a dudas se convertirían en generadoras de fuentes de trabajo y de ingresos para la población y el país. Hace parte también de una política fuerte del estado de impulsar y apoyar con mayor presupuesto la investigación y sacar al país del bajo escalafón de los países que menos le dedican a este aspecto.

Un duro golpe ha sido el actual Plan de Desarrollo Nacional que en contravía a los intereses y al desarrollo de la nación puso en marcha cinco locomotoras de carbón que como fueron concebidas no son capaces de alcanzar las velocidades que imponen los campos de exploración, investigación y de mercados exigentes que viajan en los trenes más modernos y veloces del mundo.


Por Ándres Cubides Rodríguez.
*Licenciado en Mecánica Industrial y Dibujo Técnico, Especialista en Edumática y Comunicaciones Electrónicas y postulante a Especialista en Gerencia de Tecnología. Docente de Tecnología e Informática.
Temas: 
Personas: