Marcelo Torres Benavídez es inocente

17 de octubre de 2017
Señor doctor Juan Manuel Santos, Presidente de la República de Colombia Señor doctor Néstor Humberto Martínez, Fiscal General de la Nación
Respeto a su vida y plenas garantías procesales para Marcelo Torres
Marcelo Torres, exalcalde de Magangué, dirigente de la Alianza Verde y secretario general del Partido del Trabajo de Colombia, fue detenido el martes 3 de octubre en las instalaciones de la Fiscalía en Bogotá cuando se presentó voluntariamente para atender una citación por una demanda que él mismo había interpuesto por falsificación de su firma en un documento durante el ejercicio de sus funciones como alcalde. Al estar dentro de la Fiscalía, apareció una orden de captura librada a hurtadillas en San Juan Nepomuceno, no en Magangué, por supuestas irregularidades en la ejecución de un contrato. Proceso ante el cual Marcelo Torres había manifestado por escrito ante la Fiscalía su plena disposición de acudir a cualquier citación que el ente acusador requiriera. Ese mismo 3 de octubre Marcelo Torres fue trasladado a las volandas a Magangué para legalizar su captura, a pesar de las súplicas de sus abogados para que dicha legalización se efectuara en Bogotá teniendo en cuenta que su vida corría serio peligro si era llevado a esa ciudad debido a los serios indicios de la presencia allí de fuerzas oscuras ilegales. En Magangué, entre el 4 y el 10 de octubre se realizaron las audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y decisión de detención intramural. Al final, la defensa solamente logró que fuese trasladado a La Picota, en Bogotá, con el único propósito de salvaguardar su vida. Los abajo firmantes reconocemos que Marcelo Torres ha dedicado su vida entera, con honestidad y sacrificio, a la defensa de la causa de los colombianos más necesitados. No pedimos alguna concesión especial de la justicia para él, no pedimos un “manto de impunidad”, solamente exigimos que, en el marco legal y constitucional vigente, se le den todas las garantías del debido proceso, se traslade el caso a Bogotá, y se garantice su integridad personal y su vida.

Continuaar leyendo...