Mensaje de Colombia Humana en el Día del Maestro

 

Comunicado de Prensa
 
Mensaje de la Colombia Humana en el día del maestro
 
Desde la Colombia Humana queremos felicitar a los educadores en su día y reiterarles nuestro compromiso indeclinable a  dignificarlos y mejorar sus condiciones de trabajo y de vida.
 
Reconocemos en nuestros  maestros y maestras a los verdaderos artífices de las transformaciones que requieren la sociedad y el país para dejar atrás el odio, las guerras y la muerte y tomar el rumbo definitivo hacia el inicio y consolidación de una era de paz cimentada sobre la justicia social  
 
Por ello, de cara al magisterio y con el magisterio acompañándonos, nos comprometemos entre otros muchos, en tres puntos claves: 
 
FINANCIACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA
 
Tenemos claro, que uno de los problemas fundamentales de la educación es su financiación. Desde  la expedición por los gobiernos de ANDRÉS PASTRANA ARANGO y ÁLVARO URIBE VELEZ de los actos legislativos 01/01 y 03/07, respectivamente, se le sustrajeron importantísimos recursos a a la educación en favor, primero, del sector financiero y, después, de la guerra.
 
Adquirimos el compromiso y empeñamos nuestra palabra en revertir esa nefasta reforma constitucional y a volver a la fórmula de la Constitución de 1991, lo que devolvería a la educación los billones de pesos necesarios para que esta funcione, sin traumatismos y como debe funcionar en un verdadero Estado Social de Derecho. 
 
ESTATUTO ÚNICO DOCENTE
 
Al derogar la reforma constitucional efectuada a los artículos 356 y 357 Superiores, que sirven de sustento normativo de la Ley 715 de 2001 y por ende del Decreto 1278 de 2002, avanzaremos por fin hacia la construcción de un estatuto docente único que no fomente la disparidad de tratamientos y que garantice la dignificación y un auténtico trabajo decente a nuestros profesionales de la educación, sin diferenciaciones groseras.
 
ACUERDOS CON LOS MAESTROS Y MAESTRAS
 
En la Colombia Humana no haremos trizas los acuerdos que los educadores y educadoras han alcanzado a través de sus justas luchas y reivindicaciones, orientadas por la organización sindical. Antes honraremos la palabra empeñada entendiéndola como compromisos de estado y avanzaremos hacia procesos tan necesarios como el de la nivelación y el salario profesional que se inició con el gobierno de Ernesto Samper pero que luego se truncó con los gobiernos que lo sucedieron (Pastrana, Uribe y Santos).
 
Con los maestros y maestras construiremos, usando como instrumentos el respeto, el diálogo y la construcción de consensos para la definición de temas relevantes como la construcción de un modelo  pedagógico que se implemente en una infraestructura escolar digna y adecuada que garanticen calidad y cobertura para la inclusión de los miles de niños y niñas al margen hoy de nuestro sistema educativo
 
Trabajaremos incansablemente para que ser docente valga la pena y vuelva a ser reconocido social y estatalmente como la máxima distinción dentro de una sociedad del conocimiento.