No renunciamos a vivir en una Democracia plena