El Rincón de Apolonia: Semblanza de María Cano, Flor del trabajo