IMPACTO DE LAS REDES SOCIALES EN ELECCIONES

Tomado de: https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/164b4b8afc767228

 

Fabián Hernández Cadena
Coordinador de Comunicaciones
La redes sicxuakes permitieron una gran conversación sobre el proceso electoral, pero esta no fue necesariamente más plural, transparente o deliberativa.

§  Las comunidades que comparten información falsa no interactúan con las comunidades que la desmienten.

§  Las noticias falsas duran entre 3 a 7 días en redes, dependiendo de la influencia de quien desmiente la noticia y son creadas en general por cuentas de muy pocos seguidores.

§  El uso de redes sociales fue en general en función propagandística por encima de la informativa, propiciando un clima favorable a la posverdad.

§  Entre más cerca a los certámenes electorales, la conversación de intolerancia se dispara de manera exponencial. El 10% de toda la conversación sobre las elecciones fue con agresión y provocación.

 

La Misión de Observación Electoral presentó el informe final del impacto que tuvieron las redes sociales durante los procesos electorales de 2018. El informe analiza 44’871.873 mensajes hechos por los colombianos sobre las elecciones, donde 4’311.347 (10%) son mensajes de intolerancia y agresividad. La MOE también midió el fuerte impacto que logran causar las noticias falsas, por lo que propuso que, en cada proceso electoral, se generen comisiones de la verdad que logren relacionar las comunidades que comparten información falsa, con aquellas que la desmienten.

 

El informe presentado analizó el impacto que tuvieron las redes en las elecciones desde tres miradas distintas: el discurso de la intolerancia, las fake news y el reporte de delitos electorales en un universo de 44’871.873 conversaciones que se registraron a través de Facebook, Twitter, Instagram, Youtube y Blogs.

 

El estudio presentado por la MOE con la asesoría metodológica y tecnológica de Acceso, agencia internacional experta en análisis de redes sociales, analizó la totalidad de la conversación desde el primero de enero de 2018 hasta el 30 de junio de 2018.

 

 

1.       La intolerancia y la agresividad que despierta la política electoral en Colombia

 

Ver gráfica menciones de intolerancia en el proceso electoral 

 

Según los datos presentados por la MOE, 4’311.347 mensajes (10% del total) estuvieron cargados de violencia, intolerancia y agresividad. Durante la primera vuelta presidencial fue cuando más se evidenció este tipo de discurso. Para las elecciones de Congreso se encontraron 1’509.483 conversaciones (18% del total de las menciones totales de ese periodo) con contenido o incitación a la intolerancia. Para la primera vuelta esta cifra aumentó a 1’724.489 (este periodo del proceso electoral es el que más generó conversación sobre las elecciones con cerca de 30 millones de mensajes, por eso el discurso de intolerancia solo representó el 6% del total). Finalmente, para la segunda vuelta presidencial se encontró una disminución  del volumen a 822.800 menciones (13% del total de la conversación de ese momento).

 

Durante los seis meses de contienda electoral, la conversación en redes sociales tuvo varios hitos que dependieron de hechos que marcaron la agenda mediática del día a día. En enero, la oficialización de coaliciones a la Presidencia marcó un hito con 716.329 menciones; en febrero, los ataques al entonces precandidato Rodrigo Londoño generaron 302.567 menciones; el mes de marzo se vio marcado por las elecciones a Congreso y las consultas interpartidistas con 690.587 menciones; durante abril, el inicio de los debates presidenciales marcó una tendencia para ese mes con un volumen de 609.796 conversaciones; en mayo, la realización de la primera vuelta logró las 914.693 menciones; y, en junio la segunda vuelta llegó a 882.800.


 

Ver gráfica línea de tiempo intolerancia en redes sociales

 

Para tener una referencia del impacto que tiene la intolerancia en el debate democrático, la MOE encontró que la conversación actual más importante en Colombia, el mundial de fútbol logra entre 80 y 100 menciones diarias, cifra muy similar a los picos de intolerancia que se presentaron durante la jornada electoral en Colombia.

 

Sobre las razones que se usaron para incitar el odio y la agresión la MOE encontró que para cada proceso electoral hubo cambios evidentes en la estrategia de posicionar argumentos de miedo: Mientras que los principales argumentos durante la campaña de congreso y consultas populares interpartidistas fueron: el odio contra las Farc (34%), la corrupción (26%) y el castrochavismo (24%); en primera vuelta los principales temas cambiaron desde un punto de vista ideológico a:  Paramilitarismo (34%), corrupción 29% y las Farc 25%; finalmente, en segunda vuelta vuelven a cambiar los principales argumentos siendo Venezuela (33%) la mayor fuente de intolerancia, las Farc (27%) y la corrupción con 22%.

 

Para la MOE es interesante observar que, pese al cambio ideológico de los argumentos que más se relacionaron con discursos de agresividad, la corrupción siempre se mantuvo dentro de los principales temas que generan indignación ciudadana.

 

Hay que recordar que este estudio complementa el entregado por la MOE en abril, en donde se señaló que eran los candidatos en contienda los principales generadores de este tipo de discursos de agresividad e intolerancia. El 25 de abril todos los candidatos a la Presidencia en competencia suscribieron un pacto para mejorar la calidad del debate público y reducir la violencia y la agresividad durante la campaña.

 

Este pacto tuvo un efecto positivo durante la primera vuelta por parte de las campañas; sin embargo, los candidatos no lograron que sus simpatizantes, seguidores o detractores bajaran los niveles de discurso de intolerancia. Para la segunda vuelta el porcentaje de ataques entre candidatos vuelve a ser similar en proporción a lo observado en Congreso y Consultas populares interpartidistas (2% del total de menciones de los candidatos), siendo el candidato Gustavo Petro quién más genera una comunidad de intolerancia y miedo entre sus defensores y detractores. Frente al comportamiento en redes sociales del candidato ganador de las elecciones, Iván Duque, la MOE no encontró ningún mensaje de ataque directo a su competencia política, no obstante, sí se encontró con una comunidad muy importante de seguidores y detractores que usan este tipo de discurso.

Seguir leyendo:https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/164b4b8afc767228