Publicación para el Atlántico, Renovación Magisterial 2004

La remoción de Quintín: sospechosa, inconveniente e injustificable
 
En forma abrupta y sin mediar explicación, la mayoría de la junta directiva de ADEA procedió a remover de la presidencia al compañero Adolfo Quintín Martínez y relegarlo a un cargo de segundo orden. Tal determinación se dio en una especie de golpe de Estado fraguado por ocho de sus miembros para acabar con una gestión presidencial que ellos mismos vienen reconociendo como histórica por los éxitos alcanzados en pro del sindicato y por el espíritu unitario que Quintín impartió desde su cargo, destinado a superar las viejas contradicciones, brindando garantías a todos los sectores, incluidos aquellos que no tienen participación en la Junta Directiva, sobre la base de “unirnos todos contra la política antipopular del gobierno de Uribe, defender los intereses del magisterio, del sindicato y de la educación pública”.

Publicación Nacional de Renovación Magisterial 02

La reelección y el acuerdo político de Uribe: pactos contra la nación, la educación y los educadores.
 
El gobierno de Uribe ha enfilado baterías para lograr en el Congreso, la aprobación de su proyecto de reelección presidencial, contundentemente rechazado el pasado 1° de mayo por las multitudinarias marchas convocadas en todo el país por la Gran Coalición Democrática (G.C.D.), las centrales obreras agrupadas en el Comando Nacional Unitario, los partidos de izquierda, de centro – izquierda y numerosos movimientos contrarios a la globalización neoliberal y el hegemonismo norteamericano. La juventud también se hizo presente en un número extraordinario, con su vitalidad inherente.

Publicación Nacional de Renovación Magisterial 01

En alza la protesta del magisterio de Colombia contra la reedición del referendo
 

Cuatro meses después del triunfo de la Abstención Activa frente al Referendo, que constituyó la mayor derrota sufrida por gobierno neoliberal alguno; el magisterio, la comunidad educativa y los trabajadores, reiteraron el pasado 25 y 26 de febrero, su decisión de enfrentar mediante el paro y la movilización, la reedición del Referendo anunciada por el gobierno de Uribe, a través de un conjunto de nuevas reformas que se tramitarán por vía parlamentaria.

El país debe movilizarse contra el golpe de Estado en marcha de Uribe

Por Marcelo Torres
Miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Polo
Secretario General Partido del Trabajo de Colombia
PTC (moirista)

Las decisiones anunciadas por el presidente Uribe el 27 de junio colocaron a Colombia al borde del desmantelamiento del Estado de derecho. Se pretende implantar una suerte de precepto, tan turbio como inadmisible,  consistente en que si la justicia actúa contra los intereses del primer mandatario, se arriesga a desatar su cólera y no puede esperar menos que ser defenestrada y castigada. De llegar a realizarse la potestad del presidente de decidir qué es y qué no es delito, postulada sin disimulo en la mencionada alocución, se instauraría un monstruoso orden de cosas en el cual Álvaro Uribe, además de cabeza del Ejecutivo sería erigido en juez supremo. Quedaría autorizado el país para alzarse contra este golpe de Estado, que no otra cosa traería la culminación del proceso en marcha, para enfrentar la involución a que sería arrojado por el despotismo ruralizante  uribista en vísperas del bicentenario de nuestra vida republicana.

Páginas