Se busca cuerpo ajeno, Claudia López

El Presidente de la República ha confirmado que planea quedarse en el poder por lo menos ocho años más. Del 2010 al 2014 lo hará en cuerpo ajeno y del 2014 al 2018 volverá en sus propias carnitas y huesitos.

De esa primera noticia, se derivan otras. Una, es que el electorado tendrá la feliz oportunidad de escoger su cuerpo ajeno. Pero, en caso de que la chusma se crezca y decida que no quiere su cuerpo ajeno, el doctor Uribe cambiará otra vez de opinión, y, por los "altos intereses de la patria", se sacrificará quedándose en sus propios huesitos desde el 2010, para evitar "la hecatombe".

Otra es que el Presidente aclaró, cuando confirmó la noticia de que gobernará ocho años más, que si el referendo, promovido también en cuerpo ajeno, para que se autorice su tercer mandato, le enreda las reformas que le permiten acabar con la independencia de la Justicia y salvar a los "parapolíticos", sacrificará el referendo -no su reelección- y lo cambiará por un acto legislativo. Parece un detalle nimio, pero es crucial.
 
El referendo tiene trámite preferencial y deja en riesgo de hundirse a la reforma de la Justicia y la política. En cambio, el acto legislativo no tiene trámite preferencial y permite sacar cuatro cosas en moñona: salvavidas a los "parapolíticos", estocada a la justicia, reelección del Presidente y, eventualmente, oportunidad a los aspirantes a cuerpo ajeno. Para ello, referendo o acto legislativo, tendrá una redacción lo suficientemente ambigua para que Uribe pueda aspirar en el 2010, en el 2014 o cuando él disponga.
 
Mientras ese tinglado se desarrolla, la "Casa de Nari" continúa produciendo comunicados que compiten contra la evidencia de los hechos, como en los casos de alias "Tasmania" y alias "Job".
 
En el caso de alias "Tasmania", se probó judicialmente que su abogado le hizo firmar una carta denunciando que el magistrado Iván Velásquez le había ofrecido beneficios a cambio de que involucrará al Presidente con paramilitares. "Tasmania" se retractó, dijo no haber leído la carta y que se la habían hecho firmar a cambio de ofrecimientos de casa y otras dádivas que le darían "los señores". La Fiscalía comprobó que en el complot de la dichosa carta participaron los siguientes señores: fue redactada por el abogado del narcotraficante alias "Tuso", firmada por el paramilitar alias "Tasmania", entregada por el primo Mario Uribe al hermano Santiago Uribe y por éste al Presidente Uribe; y, finalmente, dada a conocer por el Presidente a los medios y a la Fiscalía. Esa bonita cadena familiar de correo es el único complot que ha verificado la Fiscalía. Y comprobó que no fue contra el Presidente, sino contra el magistrado.
 
En el segundo complot participaron otro abogado de narcotraficante, esta vez el de "don Berna", y alias "Job", un paramilitar desmovilizado y narcosicario activo de la "Oficina de Envigado". El Gobierno ha tenido que reconocer con cuentagotas que no entraron una, sino por lo menos tres veces a la "Casa se Nari", y que además de entregar montajes y grabaciones clandestinas para enlodar otra vez al magistrado Velásquez, ofrecían consejo a funcionarios del Gobierno, como el ex gobernador y embajador Chaux, sobre cómo manejar sus investigaciones por "parapolítica".
 
Esos hechos demuestran tres cosas. Una: los complots de manipulación de testigos han pasado por la "Casa de Nari" y han estado dirigidos contra el magistrado Velásquez y la Corte Suprema. Dos: no son los bufetes de abogados sino los sicarios y abogados de la "Oficina de Envigado" los que asesoran a funcionarios del Gobierno sobre cómo manejar la "parapolítica" y contener a la Corte. Tres: las citas de tal asesoría se realizan en la "Casa de Nari". Resta saber: ¿quién organiza esas citas en la "Casa de Nari"? ¿Quién es el que ostenta la doble condición de funcionario de la "Casa de Nari" y contacto con el bajo mundo? Confiemos en que eso lo establezca la indagación que adelanta el señor Procurador, mientras el pópulo se distrae con la especulación del cuerpo ajeno. 

Claudia López – El Tiempo - 16 de septiembre de 2008