La movilización social y el paro son de resistencia contra el proyecto fascista de Duque y de batalla contra el modelo neoliberal