Declaración* sindical desde Reino Unido e Irlanda sobre violencia hacia docentes colombianos